D.O. Penedès & D.O. Tarragona

El Arc de Berà delimita dos de las 5 Denominaciones de Origen que podemos encontrar en la Costa Dorada. Hacia el norte, y hasta el Puente del diablo de Martorell se encuentra la D.O. Penedès, que abarca las comarcas del Alt y Baix Penedès, Garraf y una parte del Baix Llobregat y del Tarragonès. Hacia el sur, se encuentra la D.O. Tarragona, que se sitúa en las comarcas del Alt y Baix Camp, Ribera d’Ebre y el Tarragonès.

D.O. Penedès

La D.O. Penedès se encuentra en un territorio vitivinícola donde abunda el paisaje de la viña, trabajado desde antiguo por los íberos, hace más de 2000 años.

Predominan las explotaciones pequeñas y medianas, y destaca aún otra característica definitoria del Penedès, la mayoría de bodegas elaboran vino a partir de sus propias viñas, siendo responsables del producto desde el inicio del largo proceso hasta el final. Este cuidado y seguimiento personalizado que hacen los viticultores de sus propios vinos, desde la viña, se notan en el resultado final.

Las variedades blancas más importantes son el Xarel·lo, Macabeo, la Parellada y Chardonnay, y las negras son el Cabernet Sauvignon, el Tempranillo, Merlot, la Garnacha y la Cariñena. Los vinos blancos representan la producción más importante y son ligeros, con poco cuerpo, alegres y con gustos de frutas verdes y aromas delicados.

Los vinos tintos tienen más cuerpo, son muy equilibrados entre el grado y la acidez y muy armoniosos, con gustos de frutas rojas maduras. Después de unos años de envejecimiento en barricas de roble, se vuelven elegantes y sedosos.

D.O. Tarragona

Esta Denominación de Origen comprende actualmente la zona del Camp de Tarragona y buena parte de la Ribera d’Ebre.

La proximidad al mar y la cordillera del litoral proporcionan unas excelentes condiciones para la elaboración de estos buenos vinos.

La región se caracteriza por la diversidad de vinos, con predominio de los blancos sobre los negros y los rosados, todos ellos suaves y ligeros de acidez poco marcada.

Es muy apreciada por sus vinos blancos, todos ellos con una graduación moderada y un aroma afrutado.